Read More

“En una oficina de atención al cliente, orientada al mantenimiento de la venta, nos reunimos con todo el equipo de trabajo para implementar el saludo corporativo. Nuestro propósito fue implementar el saludo corporativo desde la señora de aseo, hasta el gerente de la oficina.

La señora del aseo cuando abría la puerta en la mañana saludaba, a nombre de la empresa, a los primeros clientes que estaban por entrar al establecimiento, durante el día orientaba a los clientes que buscaban algún servicio, siempre anteponiendo el nombre de la compañía, con esta nueva forma de trabajo  empezó a tener mucho más sentido de pertenencia, se sintió importante, hasta tal punto que mejoró notablemente su maquillaje y su presentación personal.

Ahora todos los clientes desde que ingresan al establecimiento, por medio del portero,  y con el contacto de cualquiera de los funcionarios recibe un saludo corporativo y se generó mucho más presencia y participación de la compañía con el cliente.”

Entrenador: Gabriel Jaime Soto