Read More

Una ingeniera, recién graduada, comenzó a trabajar en ventas y, durante un entrenamiento dado por la compañía que la vinculó, contó que para ella era muy fácil hablar de los productos que ofrecía, recordarle al cliente el nombre de la empresa con la que ella trabajaba, inclusive hacer un buen cierre, pero encontrar temas de acercamiento con sus clientes le resultaba muy difícil. El entrenador le recomendó que, antes de reunirse con los compradores, visitara las páginas web de las empresas que la atendían y le explicó como una simple mirada a este recurso podía darle un buen tema para un acercamiento agradable con sus clientes.

La ingeniera puso en práctica esta sugerencia durante su siguiente visita. Así, luego de saludar al cliente, le dijo: “He podido conocer algo de su empresa por la página web y, a propósito, me pareció muy didáctica y bien diseñada”. El comprador que la había saludado secamente, con un “¿Cómo está, señorita?”, cambió su tono de inmediato: “¿Sí?, y ¿Pudo navegar en ella sin dificultad?, y ¿Cómo le pareció la información?, ¿Y qué links consultó?, ¿Y le gustaron los colores y las imágenes?”. De esta manera, la reunión adquirió un carácter de cordialidad y cercanía.

Tomado de: Soto, G.J.& Restrepo, N.E. Entrenamiento para Vendedores. Colombia: Editorial Norma



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

(*)
@